17 enero, 2014

LA PROTECCION DE TU MARCA Y SU AMBITO GEOGRAFICO

A la hora de exportar el registro nacional 
de tu marca es insuficiente


Siguiendo con mi recientemente establecida colaboración comercial con Beatríz González de la consultora Clarke, Modet & Co. España te presento su segundo artículo relacionado con la marca y su importancia en el comercio internacional.

Tras una primera introducción sobre este área Beatriz pasa a un aspecto más "terrenal": su ámbito geográfico:

marca, comercio internacional





La protección de marcas es territorial y por lo tanto, habrá de procederse en todos los ámbitos de interés. No basta con un registro si tenemos intereses en una zona que dicho registro no cubre.

Para la protección en nuestro territorio es suficiente con la Marca Nacional solicitada ante la Oficina Española de Patentes y Marcas. A día de hoy, una solicitud sin ninguna incidencia puede obtener una resolución de concesión en 4 meses aproximadamente. No obstante, es importante considerar otros ámbitos geográficos si ya mismo estamos en ellos o de forma inmediata vamos a iniciar actividades en dichas zonas. Siempre es conveniente la planificación, de modo que antes de iniciar las actividades contemos con la concesión de la marca.

Así, para cualquier parte de la Comunidad Europea en la que tengamos actividad comercial, es de interés considerar la MARCA COMUNITARIA. Se trata de un solo registro, una sola tramitación y una sola concesión. O se concede o se deniega para toda la Comunidad Europea, 28 Estados.

Actualmente, si no hay incidencias puede haber una resolución entre los 7 y 9 meses. Siempre es más económico que proceder país por país. Si bien es cierto que la oposición de una marca de cualquiera de los países puede suponer un impedimento, también es cierto que cabe negociación entre las partes. Podemos solicitar la marca comunitaria directamente o, con una solicitud nacional, extender la prioridad dentro de los seis meses siguientes a dicha solicitud. La marca comunitaria tiene el mismo coste de solicitud hasta 3 clases.

En el caso de que nos interese la protección en diferentes países, si están dentro de los integrantes de la unión de Madrid, la Marca Internacional es una buena opción ya que abarata enormemente los costes. No todos los países son miembros de la Unión de Madrid (92). Es necesaria la existencia de una marca nacional o comunitaria como base. No caben modificaciones ni del diseño de la marca ni de productos (aunque si se admite la eliminación de clases o productos).  La solicitud de Marca Internacional puede ser ampliada con posterioridad. 

Por ejemplo, en estos momentos interesan 5 países, al año siguiente quiero proteger otros 4, (eso sí, exactamente en las mismas condiciones) pues se tramita de la misma forma pero integrándose, de modo que deberá ser renovada en la misma fecha.

Albania, Alemania, Antigua y Barbuda, Argelia, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bahrein, Belarús, Bélgica, Bhután, Bosnia y Herzegovina, Botswana, Bulgaria, China, Chipre, Colombia, Croacia, Cuba, Dinamarca, Egipto, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Ex República Yugoslava de Macedonia, Federación de Rusia, Filipinas,  Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Hungría, India, Irán (República Islámica del), Irlanda, Islandia, Israel, Italia, Japón, Kazajstán, Kenya y Kirguistán. En los demás casos, se procederá país por país.

De interés es también conocer el servicio de VIGILANCIA MUNDIAL DE MARCA. Este servicio ofrece la posibilidad de estar informado sobre la solicitud de cualquier marca que manifieste un nivel de semejanza de la denominación o del logo (para los productos o servicios indicados). Se trata de dos vigilancias diferentes.



Beatriz Rodríguez es Licenciada en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con un curso de postgrado de Propiedad Intelectual de ICADE. Desde 1991 ejerce como especialista legal en este área.

Más información de su perfil en Linked In.