13 noviembre, 2013

Y TU, ¿COMO REFORMARIAS TU ORGANISMO REGIONAL DE INTERNACIONALIZACION?

La inconcluida / apenas iniciada reestructuración de los organismos de apoyo a la internacionalización 

La pregunta me la hicieron hace unos días un par de colegas que trabajan en un estudio al respecto.

No es que Excal, al caso el organismo de la Junta de Castilla y León afectado, esté insatisfecho con su labor o siquiera que crea que lo puede hacer mejor, te trata simplemente de hacer una reflexión sobre el grado de satisfacción y áreas de mejora recogidas en una encuesta hecha a empresas usuarias y profesionales en el área del comercio exterior de la región.

Excal, internacionalización




Lo cierto es que repasando me he dado cuenta que hacía tiempo que no escribía sobre organismos e instituciones, allá a finales de mayo cuando hablé sobre la ley de Cámaras de Comercio que llevaba para apaciguarlas y darles algo de estabilidad.

Me imagino que si una encuesta similar se hiciera al ICEX, las Cámaras de Comercio, asociaciones sectoriales, consejos de regulación de origen, organismos regionales, confederaciones de empresarios y algún que otro ayuntamiento y diputación (¿me dejo a alguien?) todos dirían que se han apretado el cinturón, que han hecho unos esfuerzos enormes y que a duras penas están manteniendo los servicios de apoyo a las empresas. Sin duda todo ello cierto.

Y sin embargo aunque suene cruel la lástima es que la selección natural no haya funcionado y, a falta de que algún responsable (político) tomase la decisión, alguno o varios de estos organismos hubiesen dejado de apoyar a la internacionalización. 

Y es que, querido lector, el problema es el propio número de instituciones; por encima  del esfuerzo y la calidad de los servicios que ofrecen.

En fin, sin más preludio, que bastante me he enrollado ya, os copio la entrevista. Insisto en que está centrada en Castilla y León, pero creo que buena parte de las reflexiones son aplicables al resto de autonomías:


Percepción de la presencia de la internacionalización en las empresas de Castilla y León

Mi percepción es que la internacionalización es muy baja y concentrada en un porcentaje reducido de empresas. Desde mi posición queda constancia de este hecho por dos factores, que a modo de ejemplo me parecen objetivos:

Por un lado el mercado de empleo referido a perfiles de internacionalización. Apenas hay movimiento y se publican puestos. Además en su gran mayoría son ofertas polarizadas: puestos de dirección comercial que incluye la gestión de mercados exteriores o puestos junior / becarios con poca experiencia. En ambos casos denota el tamaño de la empresa, los recursos con los que cuenta y sobre todo la importancia que otorga a la internacionalización.

En segundo lugar mi labor de consultor de internacionalización y proveedor para toda España de servicios de internacionalización me permite y obliga a estar en contacto con el sector exportador de nuestro país. Las cifras son muy fáciles: aproximadamente el 90% de mi facturación proviene de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid y País Vasco.  Castilla y León sólo me ha aportado un par de clientes en los últimos tres años.

Además aún siendo un dato menos objetivo en mi labor de consultor de los programas PIPE e ICEX Next tanto el tamaño, como la situación comercial y los sectores a los que pertenecen las empresas es muy homogénea. Personalmente tengo la impresión de que desde hace al menos tres años no se incorporan empresas ni de mayor tamaño ni de sectores punteros.

Como conclusión estimo que, salvando honrosas excepciones, Castilla y León no sólo no cuenta con un tejido industrial potente, denso y de alto valor añadido sino que comercialmente nuestras empresas son poco activas, incluyendo su presencia en mercados internacionales.



Según su valoración, cuáles son los principales obstáculos que encuentran las empresas en los procesos de internacionalización.

Sin duda el obstáculo fundamental es la falta de competitividad. Esta se debe a la insuficiente diferenciación de su oferta respecto a sus competidores, que no es sino el reflejo del poco valor añadido que ofrecen.

Si nos remontamos aún más en mi opinión los obstáculos son aún más profundos y por ende más difíciles de combatir: educación de baja calidad, insuficiente formación empresarial (especialmente en puestos directivos) falta de inversión en I+D y escaso espíritu empresarial; a no confundir con esta nueva burbuja de emprendedurismo conformada por tantos desempleados desesperados en busca de auto empleo.

Todos estos factores están lejos de solucionarse. No hay más que ver el lamentable ejemplo de la recientemente aprobada reforma educativa, enésimo parche sin consenso alguno.



¿Cuál o cuáles son para Usted, las herramientas, o instrumentos que podrían contribuir de manera más decisiva para impulsar la internacionalización de las empresas?

Si yo fuese el jefe del cotarro articularía una política de internacionalización en base a una serie de criterios:

Todas las empresas tienen derecho a internacionalizarse, pero Castilla y León tiene la obligación de ayudar de forma prioritaria a aquellas que más posibilidades tienen de lograrlo y que mayores rendimientos obtengan por cada euro de inversión pública.

Se acabó la política de subvenciones. Ahora ya no la hay, pero por falta de recursos económicos, no por creencia. La subvención, el "gratis total" afecta negativamente a las empresas que dejan de ser conscientes de que su internacionalización es una inversión y que tienen que arriesgar. En concreto exportar tiene que ser estrategia, estudio y compromiso a largo plazo; no "dónde toca ir con la siguiente misión" de turno, o "qué certificado tengo que rellenar y a quien presentárselo en la Junta".

Instauraría un programa de préstamos y ayudas ágil y eficiente con pagos rápidos una vez  aprobados. No se trata de ganar dinero, se trata de facilitar el acceso a los mercados internacionales a quien mejores posibilidades tenga y que además pueda devolver el dinero para que pueda ser prestado a continuación a otros. 

Cancelaría de forma automática el programa de estudios y becas. Conozco bien el programa, fui parte de él. Resulta que se forma con un carísimo máster a personas sin apenas experiencia profesional y se le manda para que den servicio en un país que desconocen a empresas de la región que precisamente les solicitan conocimiento. Juntan el hambre con las ganas de comer; y además justo cuando el becario de turno empieza a enterarse un poco de qué va la cosa van y lo reemplazan por el siguiente...

Cancelaría igual de rápido todas las oficinas de representación en el extranjero. Eso sí, tampoco me fío de que nos vayan a hacer hueco (literalmente porque no lo hay) en las Oficinas Comerciales y que nos den el soporte suficiente. Pasaría a crear un concurso anual / bianual al que consultoras privadas pudiesen presentarse, remuneradas de forma fija y también variable en función del número de consultas y acciones gestionadas.

Reduciría el personal del ADE, adaptándolo a su nuevo cometido. Si no hay formación de becarios ni gestión de oficinas en el extranjero se necesita menos gentes.

Impulsaría más decididamente la creación de clusters sectoriales de internacionalización, controlando a sus miembros y dotándoles de un equipo directivo formado y experimentado; no con becarios nuevamente. Nuestras PYMEs son muy pequeñas hay que trabajar en equipo.

Reforzaría el Club de Exportadores e intentaría convertirlo en un referente para las empresas que quisieran comenzar a exportar.

Por último instauraría una política de medición de resultados que guiara la modificación de la estrategia y permitiese valorar y comparar resultados anualmente además de marcar nuevos objetivos.



Valoración, según su experiencia, de la importancia que tienen los siguientes factores para apoyar y mejorar la internacionalización de las empresas.

La información sobre los servicios que apoyan o informan en la internacionalización
En mi opinión ésta no es la pregunta. La cuestión es que hay demasiados organismos que apoyan e informan; y hay que reducirlos y simplificar las fuentes. Actualmente si una empresa quiere estar al corriente de todo lo que ofrecen todos y cada uno de los organismos que pueden ayudarla es imposible, o al menos es un trabajo en sí mismo. Hay que acabar con la competición de que todos los organismos ofrecen de todo el mundo.

La disponibilidad y la facilidad de acceso para las empresas de dichos servicios
Me remito a mi contestación anterior. La disponibilidad y facilidad tampoco son la cuestión. Hay que dar más apoyo, más cualificado, menos diversificado, a empresas más filtradas y todo ello a través de muchos menos organismos. Yo empezaría por ésto último y el ahorro en personal lo destinaría, aumentándolo si es posible, íntegramente a los créditos y ayudas a empresas.

Existencia de vías y canales de colaboración para que las empresas encuentren socios tecnológicos, comerciales o industriales cuando son necesarios en sus procesos de internacionalización
Fundamental, probablemente el aspecto más importante de la ayuda que pueden aportar las instituciones.

Asesoramiento en las tareas burocráticas y las gestiones documentales y formales
Poco relevante. Creo que el enfoque debería ser estudiar cómo reducirlas y facilitar la labor a las empresas más que asesorarlas sobre su cumplimiento.

Existencia de tutores o asesores personalizados para las empresas que emprenden su internacionalización.
Creo que podría ser un servicio de muy alto valor añadido, siempre que se hiciese bien y con coherencia. Si estos asesores son recién licenciados sin experiencia profesional alguna y elegidos porque son de la región mejor no seguir adelante. Sin embargo si se selecciona a profesionales experimentados independientemente de su origen y correctamente remunerados esta actividad podría ser muy útil y podría ir de la mano con la creación de los clusters que mencionaba previamente.



Indique si existe algún otro factor o actividad que crea de especial relevancia para mejorar los procesos de internacionalización de las empresas.

Creo que en líneas generales he mencionado todos los factores a lo largo de los puntos anteriores. Los resumiría como una concentración de instituciones y una liberalización del apoyo mediante la supresión de actividades y personal irrelevantes, aumento de las ayudas, supresión de las subvenciones y filtrado de las empresas que merecen un mayor y más personalizado apoyo.

También aprovecho para subrayar un factor que me parece sangrante: la lamentable situación que vive nuestra Comunidad con respecto a sus aeropuertos. El despilfarro es vergonzoso y al final nos quedaremos sin un sólo aeropuerto. Centralizar en Valladolid estos servicios y potenciar todos los destinos internacionales sería un gran paso adelante que facilitaría nuestros intercambios y en consecuencia la internacionalización de nuestro tejido empresarial.



Según su valoración personal, qué sectores y o qué mercados geográficos - por su especial valor estratégico- deberían ser tenidos en cuenta prioritariamente por las administraciones públicas para incentivar la internacionalización de las empresas.

Respecto a los sectores creo que las limitaciones de Castilla y León no dan para elegir. Alimentación y vinos, automoción, y en menor medida industrial y tecnológicas  son los sectores que conforman nuestro tejido. Sin embargo mi percepción es que el problema más que los sectores  es el tamaño y las capacidades de estas empresas, que me parece muy reducido y que me lleva a insisitir en que habría que hacerlas trabajar en equipos o grupos con sinergias.

En lo que a mercados se refiere dadas las características y potencial de nuestras empresas yo llevaría una estrategia tradicional y me centraría en nuestros vecinos europeos. Para empresas exportadoras de poco tamaño, sectores consolidados, y por cercanía cultural y geográfica yo no me iría lejos.
Se podría complementar con otro área prioritaria. Latinoamérica podría ser una opción pero su dificultad de acceso ha aumentado significativamente y su crecimiento comienza a resentirse. Personalmente empezaría a apostar por la región del futuro: Africa



Creo que muy probablemente éste sea el artículo más largo que he publicado hasta la fecha. Contradice la recomendación de que las entradas deben ser "cortas y concisas"; pero debo reconocer que este tema me apasiona y al mismo tiempo me enfurece ya que bajo un halo de buenas intenciones veo claramente un sistema ineficiente que está perjudicando a nuestras empresas; sin que nadie hasta ahora haya hecho algo para remediarlo.


Artículos relacionados:
CAMARAS: RECONSTRUYENDO POR EL TEJADO

DIGITAL EXPORT ACCELERATOR

REESTRUCTURACIÓN DE LOS ORGANISMOS DE INTERNACIONALIZACION

DESMANTELAMIENTO DE LAS REDES EXTERIORES DE LAS AUTONOMIAS