11 junio, 2013

LA BURBUJA DE LOS SERVICIOS DE CONSULTORIA DE INTERNACIONALIZACION

Con trampa y con cartón: 
¿cual es la trastienda de la consultoría de internacionalización?
Parte I de II


consultoría, internacionalización
Era de esperar. La desesperación de las empresas por exportar unida a los titulares de la prensa anunciando a bombo y platillo lo mucho que vendemos fuera no puede dejar impasible a ningún dueño o gerente de PYME que aún no se lo haya planteado.

Con este caldo de cultivo ya tenemos el circo montado. Sobre el apoyo de los distintos organismos públicos ya sabes que escribo regularmente. Pero hoy para variar voy a hablarte de los "enanos": la consultoría privada.

Al grito de "tonto el último" las empresas parecen dejarse seducir por los cantos de sirena, que en el oficio de la consultoría de internacionalización se traducen en "exporte rápido, barato y sin inversión".

Como según los periódicos todo el mundo lo consigue la conclusión a la que llegan algunos es que efectivamente debe de ser rápido, barato y por supuesto, sin inversión.

Que cada vez más empresas exportan acabo de desmetirlo en "El número de empresas exportadoras decrece desde 2008"; y que exportar se hace con un chasquido de dedos...¿de verdad que también hace falta comentarlo?

El origen de este artículo es un mensaje que la semana pasada me envió una empleada de una consultora desengañada con su función y la profesionalidad de las personas para las que trabaja. Aparte de darme su consentimiento para publicar sus comentarios me ha pedido dejarla en el anonimato, razón por la que omitiré algunos detalles. Aquí lo tienes:






"Mi nombre es --- y le escribo porque me gustaría hacerle una consulta. Vamos, creo que lo que le voy a comentar puede ser sujeto de otro artículo.

Llevo algunos meses leyendo sus artículos y siempre he tenido algo que aprender. Pero ahora llevo un mes con una “duda” y creo que usted es la persona adecuada para darme una respuesta.
Le voy a comentar un poco mi caso. Llevo --- trabajando en una consultoría de comercio exterior. 

Antes de empezar a trabajar aquí , tenía una imagen bastante buena de las consultorías. Pues ahora me veo en la situación de no fiarme mucho de ellas. Y creo que no voy por el buen camino porque quiero creer que hay muchas consultorías “buenas”, pero ahora estoy trabajando en una que según mi humilde opinión, no es lo que tiene que ser.

La consultoría lleva poco tiempo, ---. En este periodo la han llevado los 2 socios, pero no han hecho nada de comercio exterior, han hecho la página web y algunos folletos. Desde hace algunos meses llevan un cliente, así que me han contratado a mí. Supongo que ahora usted se pregunta ¿cuál es el problema?

El problema es que lo que hacemos nosotros aquí  y yo lo llamo “consultora low cost”. Para atraer clientes estamos ofreciendo, sin costes, varios estudios (análisis de la empresa, producto, competidores, mercados). El plan del estudio lo encontraron en la web de otra consultora que pedía para este tipo de estudio unos 990€.

El problema no viene en regalar este trabajo, ya que yo cobraré mi mini sueldo (soy becaria). El problema está en quien hace este trabajo y lo que viene después, si las empresas quieren trabajar con nosotros. La consultora se presenta como un equipo de profesionales en comercio exterior. La realidad es diferente. 

Los socios han tenido una pequeña empresa de construcciones. Yo he estudiado ADE y un máster en Comercio Exterior. Mucha experiencia no tengo en comercio exterior, he trabajado menos de 2 año. 
De las 3 personas , sólo yo hablo idiomas ). Así que como los 2 socios no saben nada de comercio exterior, yo soy la que tiene que hacer los estudios de mercados, tomar todas las decisiones (dónde y cómo exportar). 

Teniendo en cuenta mi corta experiencia, no me veo capacitada de tomar todas las decisiones para una empresa que depende de nosotros. Con lo cual, viendo lo que pasa en esta consultora, ahora, cada vez que veo la página web de otra consultora, no sé qué creer, si lo que dicen es verdad, si pueden hacer lo que ofrecen.

Puede que me equivoque, que a muchas empresas que empiezan les falta la experiencia. Por esto me gustaría saber cómo reconocer una consultora “buena”. Porque en el futuro llegue a trabajar con alguna consultora y me gustaría quitarme esta imagen de tengo ahora en la cabeza, la de “low cost”.

Muchas gracias por su tiempo y su amabilidad. "



Mañana publicaré mi respuesta, no te vayas lejos...



Artículos relacionados:
¿QUE HACE FRACASAR LA INTERNACIONALIZACION DE LAS EMPRESAS?

¿SON LOS EMERGENTES LOS MERCADOS IDEALES PARA EMPEZAR A EXPORTAR?

¿COMO SE ENFRENTA UN CONSULTOR A UN MAL CLIENTE POTENCIAL?

¿CUANTAS EMPRESAS LLEGAN AL SEXTO AÑO EXPORTANDO?