23 mayo, 2013

¿QUE LEGISLACION SE APLICA EN LA RUPTURA DE UN CONTRATO DE AGENCIA INTERNACIONAL?

¿Dónde se solicita la rescisión o se interpone una demanda?



Las disputas entre partes provenientes de distintos países europeos ya no son novedad, pero ¿dónde se resuelven las discrepancias?

En un mundo cada vez más globalizado es habitual que una empresa de la Unión Europea contrate a un agente comercial ubicado en otro mercado miembro o incluso, puede que el agente cubra varios países. Esto puede entrañar ciertas dificultades en relación a dónde un agente tendría que demandar al principal o viceversa.

La regla básica es que el acusado ha de ser demandado en su corte local, si es un individuo en la correspondiente a su domicilio; si es una empresa, donde ésta tenga fijado su domicilio social. Sin embargo hay varias excepciones a esta regla. Si por ejemplo hay un quebrantamiento en un contrato de agencia, el principal podrá ser denunciado en el país donde se desarrollen las obligaciones contractuales.






Esta situación ha generado numerosas controversias, por lo que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha clarificado las posibles dudas. El país competente será aquel en el que se desarrollen la mayor parte de las funciones del agente, y el Tribunal aclara que es por este orden:

1) El lugar donde se prestan la mayor parte de los servicios según se refleje en el contrato.

2) En el caso de que no se detalle en el contrato, el lugar donde el agente desarrolle la mayor parte de las actividades detalladas en el contrato.

3) Si el lugar de desarrollo de las actividades no se puede concretar, se entenderá que tendrá jurisdicción el tribunal correspondiente al domicilio del agente.


Por tanto, en caso de duda, el tribunal tiende a proteger al agente a costa de los intereses del principal.

En el Reino Unido tanto agentes como principales tienen libertad para negociar a qué jurisdicción van a someter sus posibles discrepancias, siempre que ambas partes sean de la Unión Europea. Por lo tanto, es enormemente importante para una empresa española incluir una clausula en el contrato de agencia que especifique que cualquier discrepancia se resolverá en los tribunales españoles que mejor convengan a los intereses de la misma, de esta manera podrá defender sus intereses de manera más sencilla y económica.



Artículos relacionados: