28 enero, 2013

AGENTES COMERCIALES FRANCESES: ASPECTOS JURIDICOS PARTE II

Diez aspectos que rigen los contratos franceses
de agencia comercial


agentes comerciales, Francia,
Como continuación al artículo precendente de serie "Aspectos jurídicos I" hoy voy a tratar de explicarte de la manera más amena y simplificada diez conceptos que rigen los contratos que más pronto que tarde tendrás que firman con tu agente comercial francés.

Me parece oportuno porque alrededor de ellos siempre oigo comentarios imprecisos cuando no totalmente incorrectos del tipo: "...fulanito (que ya trabaja con agentes) me ha dicho..." o "...tengo entendido que..."

Chismorreos sin contrastar que chocan frontalmente con claúsulas habituales, totalmente asumidas en los contratos y que vuestro empecinamiento en no reconocer que os equivocáis conseguís que el agente no los firme y acabe rompiendo la colaboración antes de empezarla.

Esto es lo que la ley y la jurisprudencia francesas dictan:



1. Lealtad = Exclusividad. La ley fija la lealtad entre ambas partes. La lealtad se entiende por parte del agente comercial como una prohibición de llevar productos competidores entre si en una misma zona geográfica o para un mismo tipo de clientela. El mandante o principal (la empresa) no tiene obligación de ceder la exclusividad al agente, si bien no hacerlo es tan desmotivamente que pocos agentes aceptarán la cartera sin exclusividad.

2. El agente comercial no puede vender las carteras de dos mandantes competidores en la misma área geográfica sin su consentimiento. Si la exclusividad está cedida al agente, el mandante debe comisionar sobre todas las ventas, provengan de donde provengan e independientemente de la labora realizada por el agente. Se incluyen las ventas de los antiguos clientes (previos a la firma de la agencia) salvo que se precise en el contrato.

3. Siempre se genera una indemnización en caso de ruptura del contrato de agencia, aunque ésta esté prevista en el mismo. La ley no estipula las indemnizaciones pero normalmente se fija en 24 meses de comisión. Debe haber un mes de preaviso si ocurre durante el primer año de vigencia del contrato, 2 meses de preaviso en el segundo año y tres meses a partir del tercer año.

4. Falta grave: si es cometida por el agente comercial se considera una circunstancia que elimina el pago de indemnización por parte del mandante. Permite al mandante sustituir al agente pero debe ser previamente probada por el primero: falta de prospección del agente, resultados insuficientes, etc

5. Lugar de ejecución del contrato: por defecto allá donde trabaje el agente comercial. Sin embargo en los contratos internacionales éste puede ser modificado. Sin embargo repito que al igual que con la exclusividad, ningún agente comercial sensato aceptará que su contrato se rija por una ley que desconoce de un país que desconoce y cuya lengua ni siquiera habla.

6. Cifra de ventas: no puede ser considerada como un motivo objetivo de ruptura. La falta de resultados no es una falta grave.

7. Períodos de prueba: son válidos legalmente. En caso de ruptura por parte del mandante no requieren justificación y no generan indemnización. Tercer ejemplo de validez legal no practicable en la realidad ya que los agentes se niegan en redondo a aceptar esta cláusula.

8. Claúsulas de no competencia postcontractual: deben estar fijadas en tiempo y en el espacio. La ley las limita a un máximo de dos años tras la vigencia del contrato.

9. Sub-agentes: permitidos por la ley, son contratados por cuenta y riesgo del agente que tiene firmado el contrato de agencia. En caso de ruptura del contrato es el propio agente quien a su vez tiene la obligación de indemnizarles.

10. Vencimiento de la comisión: el pago de la comisión al agente puede ser fijado en el contrato. Si no es así éste debe efectuarse en cuanto el cliente haya pagado. Como ves esta regla impide en la práctica que el agente pueda pretender cobrar su comisión antes de que tú como mandante hayas cobrado del cliente final.


Espero que estas aclaraciones te sean útiles y que estén integradas en tu propuesta de agencia comercial.

Acabo dándote un par de consejos: firma siempre un contrato de agencia. En caso de no haberlo la ley aplicable por defecto será la francesa y sobre todo tu agente se verá muy beneficiado en todos estos aspectos que te acabo de comentar. La ley francesa es muy protectora con los agentes comerciales porque entiende que son la parte más débil en un contrato de agencia.

En mi experiencia los abogados españoles en estos temas son lentos, caros e inexpertos. Lo único que   hacen es buscar algún colega francés que les enmiende la plana. Yo no soy ni abogado ni experto en leyes, pero como primera consulta puedo darte una opinión contrastada y ofrecerte servicios legales franceses.

¿Cómo has enfocado la firma de tu contrato con un agente comercial francés? ¿Has tenido muchos problemas que han requerido una larga negociación? ¿Has llegado a perder un agente por no alcanzar un acuerdo?



Artículos relacionados:
EXPORTAR CON AGENTES COMERCIALES A FRANCIA

AGENTES COMERCIALES FRANCESES: ASPECTOS JURIDICOS PARTE I


PERIODOS DE PRUEBA CON LOS AGENTES COMERCIALES

EFECTO DE LA COMISION DEL AGENTE EN LA TARIFA