18 enero, 2013

AGENTES COMERCIALES FRANCESES: ASPECTOS JURIDICOS PARTE I

Doce puntos que debes tener en mente
cuando firmes con un agente francés


contrato, agente comercial, exportar con agentes comerciales, Francia
Aunque a la hora de colaborar con agentes comerciales en mercados exteriores el objetivo estratégico se centra en vender establecer una base sólida sobre la que asentar la relación profesional entre ambas partes es, más que fundamental, imprescindible. 

Pensar únicamente en cifras de negocio es contraproducente porque aún siendo la parte fundamental del proceso puede dar la sensación al agente de que para ti él o ella no sea más que un personaje, casi un obstáculo en tu camino al éxito. Puedes pensar éso legítimamente, pero te irá mejor si piensas en un equipo con dos socios equitativos.



Para ello no queda otro remedio que conocer, aunque sea someramente, los aspectos jurídicos que regularán la colaboración; y que no me cansaré de repetir deberías recoger en un contrato firmado. Dejemos el darse la mano y los pactos de caballeros para los eventos deportivos del fin de semana con los amigos (que además dejan de serlo cuando juegas contra ellos)

Una vez establecidas las posibilidades comerciales de tu producto / servicio con el agente y que ambos estáis de acuerdo en trabajar en equipo estos son los doce puntos que debes tener en cuenta:


1. El agente comercial es un profesional independiente que como tu representante en el mercado asignado ha sido encargado por tu mandato y bajo tu nombre y tu responsabilidad de negociar y cerrar contratos.

2. El agente comercial no es ni un comercial, ni un corredor ni un asalariado.

3. El código de comercio francés fija las disposiciones sobre la figura del agente comercial (L134-1 a L134-7). Esta normativa se inscribe en la correspondiente normativa europea de 1992, válida para todos los países miembros.

4. Los contratos de agencia no son exclusivamente de venta. Pueden ser de puesta en marcha, servicio técnico e incluso de consultoría.

5. Es aconsejable contar con un seguro de responsabilidad civil profesional.

6. Los contratos de agencia no obedecen a ninguna regla particular y pueden ser verbales y muy sencillos. 

7. Siempre estarán sujetos al estatuto de los agentes comerciales del código de comercio, nunca a la legislación laboral.

8. Se puede ser agente comercial sin estar colegiado.

9. Tu agente comercial puede ceder tu contrato de agencia (su "cartera") a otro agente comercial. Tú como mandante puedes oponerte pero tienes limitaciones ya que debes justificar tu oposición, y que el motivo sea objetivo. Si finalmente estás obligado a aceptar el traspaso alternativamente puedes recomprar la cartera a tu agente mediante la indemnización correspondiente. La costumbre para su cálculo es de dos años de comisión o la media de los tres últimos años. Además ambas partes quedan libres y no hay un período de carencia a respetar por el agente, que puede empezar a trabajar para tus competidores inmediatamente.

10. La cartera del agente comercial tiene valor patrimonial.

11. El agente comercial no recibe salario pero puede acordar con el mandante una remuneración fija. En general se trata de un porcentaje sobre las ventas, pero la ley prevé unos mínimos si el contrato no lo establece.

12. El contrato debe tener un carácter flexible y evolutivo, pero la ley establece la lealtad entre las partes y las fórmulas de ruptura del contrato deben estar fijadas también.



En la segunda parte de este artículo te daré otra serie de recomendaciones sobre aspectos como la exclusividad, períodos de prueba y cálculo de indemnizaciones.


Artículos relacionados:
EXPORTAR CON AGENTES COMERCIALES A FRANCIA

PERIODOS DE PRUEBA CON LOS AGENTES COMERCIALES

EFECTO DE LA COMISION DEL AGENTE EN LA TARIFA

AGENT BASE: EXPORTA CON AGENTES COMERCIALES