01 febrero, 2012

LA EXPORTACION ESPAÑOLA DEL SECTOR SERVICIOS

Factores de éxito en la internacionalización 
de empresas de servicios españolas

Hoy voy a tratar el sector "tapado" de la actividad exportadora de nuestro país: los servicios. 

Supongo que por  pura experiencia e importancia exportadora todavía sigue uno pensando por defecto en productos más que en servicios cuando la tendencia es justo la contraria.

El reciente artículo en el diario Cinco Días "Exportar servicios para impulsar la recuperación" de Asier Minondo del Instituto Vasco de Competitividad me ha llamado la atención sobre este aspecto.

Respecto a la importancia del sector servicios en España poco se puede añadir a estas alturas: baste decir que representa el 69% de nuestra actividad económica. Sin embargo se trata de una actividad poco estudiada frente al sector manufacturero, primer gran error, y además paradójicamente sólo representa aún un tercio de las exportaciones españolas.

Esta descompensación entre valor económico nacional y ventas internacionales se reflejaba en cifras en el año 2007 de manera muy clara: sólo un 15% de empresas de servicios exportaban por entonces vs. un 30% de empresas manufactureras. Peor aún, dos tercios de las empresas de servicios en España sólo tenían actividad en la Comunidad en la que estaban ubicadas. Personalmente creo que este dato es demoledor.

Los sectores empresariales más internacionalizados son:
  • transporte
  • informática
  • investigación y el desarrollo
  • publicidad
  • consultoría y estudios de mercado
  • servicios legales
  • ingeniería
  • arquitectura

Minondo define los factores empresariales facilitadores de la exportación en las empresas de servicios, que son lógicamente aquellos que deben ser el objetivo fundamental de las políticas públicas de apoyo público a la exportación:
  • tamaño suficientemente grande
  • alta productividad
  • importante número de empleados de alta cualificación
  • mayor diferenciación: tecnológica y de marca

El autor señala un factor relevante: la incorporación en las empresas de directivos con experiencia internacional. Este elemento por sí sólo ya tiene una repercusión positiva en la productividad de las empresas.

Por último Asier aboga por centrar las ayudas a la exportación precisamente en las empresas que cumplen en mayor medida los factores empresariales mencionados.

Mi opinión es que sin duda los servicios seguirán aumentando su importancia tanto en la actividad económica nacional como en la exportadora, tal y como por ejemplo refleja la incorporación de empresas en el programa PIPE.


Por otro lado repasando los factores que mejoran las posibilidades de éxito las empresas de servicios no me parecen muy diferentes de aquellos válidos para las empresas manufactureras.
Las empresas de servicios puntúan bien, incluso muy bien en varios de ellos: productividad, cualificación de sus empleados y diferenciación tecnológica. Sin embargo el tamaño medio de las empresas de servicios intuyo que es aún menor que el las empresas de productos, ya pequeño de por sí en España. 

Puesto que a la hora de salir fuera se trata más bien de pasar de curso aprobando todas las asignaturas más que de sacar matrículas de honor, la gran pregunta es: ¿Cómo hacemos crecer el tamaño de las empresas?


Otros artículos de relacionados: