25 enero, 2012

PRESENTACION DE LAS GLOBAL LATINAS

Las grandes multinacionales latinoamericanas 
se hacen notar en occidente

Rio de Janeiro
Hoy me hago eco de dos artículos de Lourdes Casanova, profesora del Insead sobre la aparición y consolidación de las grandes empresas con origen en los mercados latinoamericanos.

Hagamos un ejercicio de retrospección. En 2009, meses después de la caída de Lehman Brothers, el diario El País publicaba un artículo de Casanova sobre el posicionamiento de las empresas latinas en los mercados internacionales. La autora describía los casos de éxito de diversas empresas brasileñas, chilenas y mexicanas entre otras; señalando especialmente su experiencia y adaptabilidad a las crisis dados los convulsos precedentes de sus países de origen, característica diferenciadora frente a las multinacionales occidentales y chinas, menos habituadas al desplome financiero de 2009.

Saltamos a la actualidad, que tal y como señala el artículo publicado en Estudios de Política Exterior hace unos días no hace sino corroborar la tendencia marcada tres años atrás.

El crecimiento previsto para 2011 en la zona de América Latina y Caribe es de un espectacular 4,7%. Las inversiones en la zona han crecido un 40% el año pasado hasta los 112.000 millones de $, pero más importante aún es que 43.000 millones de inversión tiene como origen esta zona: los flujos han cambiado radicalmente. La inversión entre y desde los países emergentes ya ha sido superior a la proveniente de los países desarrollados desde 2009.

Latinoamerica actualmente prefiere tratar y negociar entre sus integrantes regionales y los BRICS (incluyendo Suráfrica) que con EE.UU. y E.U., potencias debilitadas e ensimismadas con sus graves problemas internos. Esta situación se ve reflejada en muchos sectores tan variados como la banca, la alimentación, la prensa y el energético en los que abundan los ejemplos de compras por parte de empresas latinoamericanas de filiales europeas y americanas de las que sus sedes se desprenden para generar liquidez.

Casanova se presenta finalmente como una firme defensora de este proceso, alejando los nacionalismos cortoplacistas y recordando la situación y posicionamiento estratégico de España como puerta de entrada de estas empresas en Europa, llamadas a incrementar su importancia en los próximos años.


Otros artículos relacionados: