26 julio, 2011

SECTORES CLAVE DE LAS EXPORTACIONES ESPAÑOLAS

Los pilares de las ventas al exterior de España


Como complemento a la entrada anterior, el  periódico El Mundo evaluaba recientemente los tres sectores clave de nuestras exportaciones: bienes de equipo, automóvil y alimentación. 

De ellos el automóvil personalmente me parece que tiene diferencias sustanciales frente a los otros dos: los fabricantes de automóviles no son precisamente PYMES, son pocas empresas en número y no son españolas, sino multinacionales con los centros de decisión en el extranjero. Esta descripción quedaría matizada si hablamos del sector de la automoción en su conjunto, en el que un gran número de PYMES españolas proveen de infinidad de componentes a las cadenas de ensamblaje. 

En todo caso me siguen pareciendo más representativos de los sectores de bienes de equipo y especialmente el de alimentación.











Menciona el artículo que este último sector, el de la alimentación, adolece de imagen país. Quizás deberíamos empezar a hablar de "imagen región", que al fin y al cabo es lo que mostramos al mundo en las ferias internacionales. Por otro lado me cuesta pensar en un sector que no tenga el mismo problema, con escasas excepciones: telecomunicaciones, banca, energías renovables, infraestructuras... sectores que no están liderados por PYMES o directamente no hay pequeñas o medianas empresas.


Esta falta de imagen país se da igualmente en el sector de los bienes de equipo. Todavía Italia nos saca cierta ventaja, gracias paradójicamente a su imagen país. El país trasalpino cuenta con PYMES ágiles y experimentadas, con mucho tiempo en el mercado, que les ha posicionado en sectores como el maderero o el mecánico frente a los alemanes, referencia mundial. 

Mi impresión es que las empresas españolas ya poco tienen que envidiar a las italianas en términos de producto y aún menos de calidad de servicio. Nuestro mayor retraso es la comercialización: todavía no nos acabamos de creer nuestras posibilidades, nos faltan conocimientos de idiomas, viajar más y cierto desparpajo. ¡Algo menos de humildad mejorarían nuestras ventas!