27 julio, 2011

CASO DE ESTUDIO: INTERNACIONALIZACIÓN DE PRODUCTOS DE ALIMENTACION TRADICIONAL

Inés Rosales: cómo exportar  un producto desconocido 
para los clientes potenciales

Tortas de aceite
Inés Rosales
Hace unos días leí con atención el caso presentado por Jesús Cambra-Fierro y Rosario Vázquez-Carrasco en Universia Business Review sobre una empresa que está exportando. Hasta ahí nada nuevo, hasta que uno se fija en el perfil: PYME del sector alimentario, nula experiencia internacional, limitada capacidad productiva y para rizar el rizo producto tradicional español desconocido en el resto del mundo. Ole.

Digamos que las tortas de aceite no tienen una buena traducción en idiomas. Hasta tal punto que como veis en la foto, y explica el documento, una de las decisiones fue mantener su nombre en español y añadir traducciones e incluso información sobre cómo consumirlas ("delicious snack") en el envase. Y es que el mayor problema que afrontó la empresa fue la adaptación en los hábitos de consumo y la educación en el uso del producto: nadie fuera de España sabía qué era una torta de aceite ni cómo se come.




El estudio da detalles sobre los distintos enfoques que han tenido que dar a su producto en los diferentes mercados europeos y no europeos sobre el nombre y la presentación del producto, formatos, envasado, reglamentos, etc. Todo ello englobado dentro de una estrategia de asociación del producto con la dieta mediterránea, saludable y artesanal. Y además manteniendo la esencia del producto, que no sufre modificación alguna en sus ingredientes y forma de elaboración para su venta en mercados exteriores. 

Como hemos visto en el artículo anterior lástima que la imagen sectorial de la alimentación española sea tan poco conocida fuera de nuestras fronteras. Uno no puede evitar pensar que si el producto fuese francés o italiano hubiese sido mucho más fácil.

Como conclusión se trata sin duda de un caso, una experiencia, que merece ser la pena contada como ejemplo de superación del que Inés Rosales a buen seguro estará orgullosa. Y es que ¿cuántos productos, y empresas, españolas podrían denominarse como "alimentación tradicional"?



View more documents from cadexport