27 abril, 2011

AGENTES COMERCIALES EN FRANCIA

Aspectos legales de los agentes comerciales franceses


Me declaro un ferviente promotor de la figura del agente comercial. Me parece una de las mejores fórmulas de acceso en los mercados en los que existen como tal y están definidos legalmente. Francia, y en menor medida España, son dos de ellos.

Sin embargo si bien la idea de trabajar con estos profesionales es muy atrayente para las empresas españolas, cuando llega el momento de firmar un contrato tragan saliva y comienzan los problemas. Desde mi punto de vista firmar un contrato es definir perfectamente la relación con el agente, y eso siempre es positivo y especialmente útil cuando la relación se tuerce  porque todo el mundo sabe a qué atenerse.



En el caso de los agentes comerciales franceses se da además la circunstancia de que en caso de disputa con mandante, sea empresa española o no, si no hay contrato la ley es descaradamente favorable a los intereses de éste último, por entender que es la parte más débil. Dicho de otra manera la empresa española tiene más interés aún que el propio agente francés en firmar un contrato.

Para ampliar esta información adjunto dos documentos:
  1. Comparativa entre la ley española y la francesa referentes a los agentes comerciales: documento de Guillaume Perret que compara las legislaciones que regulan la figura del agente en ambos países. Hay diferencias notables que hay que tener en cuenta
  2. Aspectos jurídicos sobre el Agente Comercial francés (idioma francés): notas en francés recogidas el pasado día 28 de enero en la Jornada de Agentes Comerciales de Burdeos por Pascal Prataviera
En todo caso este fin de semana leí en el periódico que en Francia hay escasez de agentes comerciales. Por lo tanto aquellos que os planteéis utilizarlos olvidaros por ahora de los contratos y centraros en buscar al agente adecuado, operación que muy probablemente os lleve más tiempo que negociar posteriormente con él estos aspectos.